fbpx

La historia del Tarot

La historia del Tarot

La historia del Tarot

 

¿Qué es el Tarot?

En este artículo sobre la historia del Tarot intentaremos, en primer lugar, contestar la pregunta ¿qué es el tarot?, lo cual es difícil… al menos es difícil de responder de manera precisa. Ello porque el Tarot, es desconocido en sus orígenes.

Y, aunque, a lo largo de la historia del Tarot, se lo ha intentado definir desde variados puntos de vista, generalmente, lo ha sido en atribución a los usos que se le ha dado a lo largo de los siglos.

Bajo ese punto de vista, algunos dicen que es un simple juego de azar medieval, basados en los juegos de mesa francesas. Ello, según aparece en el manuscrito de Martiano da Tortona -escrito antes de 1425- y el tarocchini de Italia, que aún subsiste en Boloña, entre otras ciudades italianas.

Otros más ocultistas señalan que se trataría de un ritual de iniciación. Pero para los de sesgo más artítico, es la base en que se han cimentado grandes artistas, en especial, del Renacimiento.

Incluso, algunos van más allá, definiéndolo como un medio para dominar la realidad o un instrumento para conocerse a sí mismo.

Finalmente, también ha sido considerado como un modelo de visión cosmológica y teológica. En su dimensión adivinatoria, el impulso fue dado en el siglo XVIII, evolucionando hasta nuestros días, como veremos más adelante.

La historia del tarot
Tarot de Nicolas Bodet

Sin perjuicio de esas percepciones acerca del Tarot, éste comprende en sí mismo un sistema de “estadios espirituales”. Así, al menos es como Indivarus conceptualiza al Tarot. En efecto, las bases del Camino de la Vida las encontramos en los Arcanos Mayores. Ya que los Arcanos Menores son la expresión de lo cotidiano y se desprende de dichos estadios mayores.

Lo dicho puede observarse de conocer el significado y simbolismo de cada una de las cartas que componen los 22 arcanos mayores.

En ellos vemos la progresión espiritual del hombre desde El Loco, considerando ésta como la carta 0- hasta El Mundo. Es decir, de la total inocencia y niñez espiritual hasta la plena realización del ser representada en El Mundo.

Lo anterior, porque en El Mundo es donde ya somos dueños de los elementos que aprendíamos a conocer en El Mago. Además, ya hemos aprehendido la sabiduría de El Ermitaño y pasado las pruebas de La Torre. En ese punto, ya hemos disfrutado la calma de La Templanza, etc. No pretendo ser exhaustiva en este punto que da para un tratado de Arcanos Mayores.

 

Concepto de Tarot

Por estos motivos, considerando la evolución de la historia del Tarot, me inclino a pensar, muy humildemente, que el Tarot es “un arquetipo de sabiduría universal”. Ello con prescindencia de sus cualidades adivinatorias innegables y de su utilidad como herramienta para el autoconocimiento, sin duda de gran valor para el hombre moderno.

 

Orígenes del Tarot

En cuanto a la historia del Tarot relativo a sus orígenes únicamente, este mazo de cartas ha pasado por diversas etapas de desarrollo iconográfico.

En efecto, sus orígenes se presumen anteriories a la Edad Media, sin perjuicio que las únicas evidencias fehacientes que tenemos de él se encuentran en dicho periodo.

En este resumen no pretendo hacer un recuento pormenorizado de cada uno de sus momentos y cambios. Sólo pretendo hacer una breve reseña histórica y sinóptica de su evolución hasta nuestros días.

Por otro lado, la historia del Tarot lo ha considerado principalmente desde su ángulo adivinatorio, pasando por alto el enorme trasfondo cultural que tiene. Por ello, espero que este artículo los inspire a indagar y conocer la historia detrás de estas cartas.

Al considerar la historia del Tarot podemos ver las diversas influencias artísticas del período en que el Tarot es usado y desarrollado hasta llegar al Tarot que conocemos hoy y sus infinitas expresiones artísticas.

 

Antiguo Egipto

Como ya señaláramos antes, la historia del Tarot en sus orígenes es un mar de dudas. Nada acerca de sus inicios puede realmente afirmarse o negarse.

Dentro de la historia del Tarot, todo lo que se diga sobre sus orígenes son meras hipótesis de las que no se tienen evidencias indubitables.

Lo anterior, porque son pocas las pruebas históricas que tenemos acerca de su existencia en la antigüedad. En realidad, es sólo a partir del Renacimiento que se encuentran pruebas fehacientes de su existencia.

De esta manera, respecto de sus inicios sólo podemos teorizar, con hipótesis más o menos cercanas a la verdad, vistas desde el punto de vista científico.

Algunos autores, basados en Antoine Court de Gebelin (1781), han indicado como origen del Tarot el Antiguo Egipto. Sin embargo, al momento de dicha afirmación era la época de oro de Egipto y se creyó cierta pese a no existir fundamento alguno.

 

El Libro de Enóc

Otros, en cambio, van más allá en la historia del Tarot. Y señalan que el Tarot sería El Libro de Enóc.

Por lo tanto, tendríamos en nuestro poder un libro prediluviano. Sería asombroso pensar en esa posibilidad, pero parece poco probable que los naipes del Tarot correspondan o provengan de El Libro de Enóc.

 

Naipes Mamelucos y ciudad de Fez

La historia del Tarot
Naipes Mamelucos

No obstante lo anterior, existen dos teorías que parecen bastante lógicas para la historia del Tarot.

La primera teoría señala que los Arcanos Menores provendrían de los Naipes Mamelucos, lo que no sorprendería por su similitud.

La segunda teoría señala que los Arcanos Mayores provendrían de la ciudad de Fez. Ello, luego que se convirtiera en capital del mundo después del incendio que destruyera a la famosa biblioteca de Alejandría.

Los que sustentan esta última teoría creen que la diversidad de lenguas hizo necesaria en Fez la comunicación mediante imágenes comprensivas de las doctrinas de la época, lo que se plasmó en los Arcanos Mayores tal como los conocemos hoy.

 

Renacimiento Italiano

El primer registro histórico indubitable del Tarot lo encontramos en las artes italianas renacentistas.

En dicha época, el Tarot se empleó como juego didáctico o de azar. Esto es un uso muy distinto del empleo adivinatorio que le damos en nuestros tiempos, así como el uso de modelo cosmológico que se le atribuye en la antigüedad.

La historia del Tarot entonces nos dice que de Italia, el Tarot llegó a Francia. Consiguientemente, en Francia se popularizó en su empleo como herramienta de adivinación, evolucionando su iconología hasta nuestros días. Esta iconología la reconocemos principalmente en el Tarot de Marseille, creado en 1557 en Lyon por Catelin Geofroy.

 

Golden Dawn

Posteriormente, la historia del Tarot se durmió en los secretos de las logias y órdenes masónicas, rosacrucianas y otras, como la Golden Dawn.

Allí, en la orden del Alba Dorada, volvió a mutar su iconología. Aunque conservó la cantidad de cartas que comprendían los respectivos Arcanos Mayores y Menores, esto es, 78 cartas.

Sin embargo, que el tarot tuviera 78 cartas no fue siempre así. De hecho, en el Renacimiento se crearon Tarots que tenían, además de las 78 cartas que conocemos hoy, los doce signos del zodiaco. Algunos mazos incluían también deidades griegas o romanas.

La historia del tarot
Tarot Minchiate Fiorentine “Etruria”

Espero amigos lectores que hayan disfrutado de este artículo “La historia del Tarot” y quedan desde ya invitados a comentar sus impresiones y conocimientos respecto de este apasionante tema de las cartas del Tarot en nuestro blog. Puedes leer más sobre estos temas en la sección de Mancias.


© 2015 Indivarus

La historia del Tarot

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba